Soeurs de Marie Joseph et de la Miséricorde
http://soeursmariejosephetmisericorde.org/Recibamos-la-felicidad-de-ser-bienaventurados
        "Recibamos la felicidad de ser bienaventurados"

"Recibamos la felicidad de ser bienaventurados"

  • Télécharger l'article au format PDF Imprimer cet article
  • 30 de octubre de 2015
  • réagir

¿Quién nos ha dicho que somos Hijos de Dios? Es Jesús. Él llamaba a Dios “ABBA”que quiere decir PAPÁ. Jesús es la imagen humana de Dios. Viendo a Jesús sabemos quién es Dios para nosotros. Por eso, para vivir de verdad como hijos de Dios solo tenemos que vivir como Jesús, sentir como Él, obrar como Él. Estamos llamados a ser semejantes a Dios y esto es la santidad.


¿Qué significa ser semejantes a Dios? Significa PARTICIPAR DE SU MISMA VIDA DIVINA o con otras palabras; significa DIVINIZARNOS. Para esto vino Dios al mundo y se HUMANIZÓ para tomarnos consigo y DIVINIZARNOS. ¡ Casi nada! ¿verdad?
Y no hemos de esperar a morirnos para divinizarnos...ya podemos empezar desde ahora mismo; cada día, cada instante.

Es nuestra vocación, nuestra tareaprincipal y el sentido de
nuestra vida. Pensarás...¡Es demasiado!...¡no llegaré nunca!...no podré...soy pecador...soy frágil....no tengo fuerzas...¡No es para mi!...eso es para una élite...
Pues estás muy equivocado. ¿No lees el Evangelio? ¿No te enteras ahí que Jesús buscaba a los pecadores y comía con ellos y que toda su vida la dedicó a los más pobres, enfermos y desfavorecidos? ¿No te acuerdas que en la cruz le dijo al ladrón:”
Hoy estarás conmigo en el paraíso?”

¿No dice Jesús :-“No necesitan de médico los sanos sino los enfermos; No he venido a llamar a los justos sino a los pecadores para que se arrepientan”? Sí, sí, lo único que necesitamos es ABRIR EL CORAZÓN, abrir todo nuestro ser a ese Jesús que solo quiere hacernos felices ahora y en el cielo. Alegrémonos pues de ser pecadores, frágiles, seres de barro porque con ese barro el Alfarero divino hace maravillas. Va moldeando el rostro de Jesús y nos va haciendo a su imagen. Solo necesita una cosa y es que nos dejemos hacer, que no le pongamos resistencia

. Los santos fueron casi todos pecadores y frágiles como nosotros pero supieron abrirse a Dios y responderle de una manera radical y generosa. Estaban
obsesionados por Dios, por Jesucristo, por hacer el bien, por dar lo mejor de sí mismos, por amar sin condiciones. Pero todo eso no se hace de golpe; se va haciendo poco a poco durante toda la vida porque nunca estaremos del todo acabados hasta que nos muramos.

¿Cuáles son las resistencias que le podemos poner a Dios?
¿Cuáles son las tentaciones que nos impiden abrirnos a su Voluntad?

ORACION A NUESTROS SANTOS AMIGOS

Sosegadamente vamos a invocar a los santos o santas que conocemos o que son patronos de nuestro país o que simplemente les tenemos devoción porque conocemos su historia y les vamos a pedir lo que queramos.
A cada petición responderemos: San... o Santa... ruega por nosotros....

Leer también:

"La dicha es sinónimo de felicidad. Para todas las personas, alcanzar la felicidad no es una meta más entre otras sino el objetivo principal de sus comportamientos, sean acertados o no. Nos podemos equivocar al elegir el camino a seguir en nuestra vida, en nuestras relaciones, en nuestras actividades, pero al trazar el mapa de ruta siempre tenemos como fin último la felicidad.

La cultura actual en Occidente nos propone unos caminos para alcanzar la felicidad que se basan, mayoritariamente, en metas extrínsecas, es decir, que nos vienen de fuera de nosotros mismos, como obtener dinero para la subsistencia, tener o mantener la salud, lograr fama o poder, etc.

Los estudios de psicología recientes han puesto de manifiesto que la felicidad personal no depende tanto de los factores externos a la persona cuanto de conseguir sus metas intrínsecas, pues la felicidad es una tarea interior. Por eso Jesús, en este evangelio, dice que serán felices los pobres, los que sufren, los humildes, los justos, los compasivos, los limpios de corazón, los pacíficos y los que sufren persecución por despertar las conciencias adormecidas por metas materiales y efímeras.

Y es que una cosa es el placer y otra distinta la felicidad. La diferencia principal está en que la felicidad se obtiene como el resultado de una vida plena dotada de sentido, mientras que el placer es algo efímero y si no se encuadra en un proyecto vital basado en valores morales puede dejar un poso de insatisfacción una vez alcanzado. Los santos lo han entendido y actuado en consecuencia."

Esperanza Sanabria

Réagir à cet articleComentarios del artículo

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

newsletter