Soeurs de Marie Joseph et de la Miséricorde
http://soeursmariejosephetmisericorde.org/-Teresa-de-Lamourous-
    Teresa de Lamourous

Teresa de Lamourous

Familia. Infancia y juventud

María-Teresa-Carlota era la hija primogénita de Luis Marco Antonio de Lamourous, y de Isabel de Vincens. Nació en Barsac, pequeño pueblo junto al Garona, al sur de Burdeos, el 1º de noviembre de 1754. Su madre se ocupó personalmente de su educación. A los 11 años, la familia se trasladó a Burdeos. Su padre se va desprendiendo de sus bienes y tienen que vivir con austeridad. Sus padres tuvieron once hijos, pero sólo sobrevivieron un hermano y tres hermanas de María Teresa. Su hermano dejó el ejército y se marchó a Santo Domingo. Una hermana se casó en 1784 y su madre murió en 1789. De modo que, Adela se quedó con su padre y dos hermanas más pequeñas. Quiso ser carmelita, pero su confesor no se lo consintió. En 1794 fue obligada a dejar Burdeos, trasladándose a Pian-Médoc, a unos 20 km. de Burdeos, una propiedad de su madre Allí María Teresa realizó un apostolado notabilísimo. En 1795, al año de establecerse allí, ya había convencido al cura que había jurado la Constitución, Francisco Andrieu, para que se retractara y se reconciliara. Ella misma reúne a la gente los domingos, para hacerlos rezar, acompaña a los moribundos.

Guillermo José Chaminade, su Director Espiritual

Cuando María Teresa conoció a G. José Chaminade, lo tomó como director espiritual y lo mantuvo hasta su muerte realizando bajo su dirección, progresos espirituales y grandes empresas apostólicas. El 27 de Octubre de 1795, se nombró un nuevo gobierno o Directorio que puso en vigor todas las medidas de represión contra la Iglesia refractaria. Había que volver a la clandestinidad. En este tiempo se sitúa la dirección espiritual de Chaminade con María Teresa de Lamourous; una dirección muy pastoral, acogedora y abierta, que le hace encontrar la paz. El 16 de Diciembre de 1796, María Teresa se ofreció al Señor como víctima de expiación por los pecados y excesos de la Revolución. Desde el exilio de Zaragoza, entre octubre de 1797 y noviembre de 1800, G. José Chaminade le escribía cartas a María Teresa, entre ellos carteaban hasta 33 cartas casi mensuales. No era fácil establecer esta correspondencia, pero el fundador logró establecer un medio clandestino para poder enviar su correo. Sólo se conservan las cartas que recibió María Teresa de Lamourous. No nos han llegado los originales, sino la transcripción que hizo ella misma, de los pasajes que consideraba más interesantes para su vida espiritual. El cuaderno donde María Teresa copió los trozos de las cartas se encuentra en los “Archivos generales de la Compañía de María”.

La fundación de “La Misericordia” en Burdeos

Juana-Germana de Pichon-Longueville era una dama noble, que se dedicó totalmente a obras de servicio al prójimo. Fundó dos casas: Una la Providencia para jóvenes huérfanas y otra, la Misericordia para prostitutas arrepentidas que querían rehacer su vida. Esta la empezó en Julio de 1800 con una ex-prostituta que se confió a ella, enseguida llegó a reunir 15 chicas. Alquila una casa y empieza a pedir dinero a sus amigas, pero la obra le desborda por todos los lados. Comprende que tiene que haber una persona que conviva y se entregue de lleno a ellas. Piensa en María Teresa de Lamourous, ella acepta visitarlas. Entre las 15 mujeres siente una paz interior y se encuentra a gusto a pesar de la repugnancia que le inspiraba. Luego de varias visitas, finalmente decide quedarse. En mayo de 1801 comienza la obra de la Misericordia bajo la dirección de María Teresa. Con la ayuda de las señoras de la Congregación del padre Chaminade y con el permanente favor de monseñor d´Aviau, la Misericordia consiguió estabilizarse y dar a las arrepentidas una formación laboral, moral y cristiana. Buscan y encuentran un mejor local en el barrio de Santa Eulalia También buscan trabajo para las jóvenes, se logran trabajos de costura y de sastrería. A partir de 1813 las jóvenes seglares ayudantes formaron una congregación religiosa, cuyos estatutos fueron aprobados el 20 de septiembre de 1813 por monseñor d´Aviau y enviados al Ministro de Culto, dando lugar a la “Congregación de la Misericordia”.

María Teresa en el comienzo de la “Congregación de la Inmaculada”

Cuando G. José Chaminade funda la Congregación seglar de la Inmaculada entre 1800 y 1801, allí está María Teresa. Ella es el lazo de unión entre la época preexílica y la postexílica. Ella es su persona de confianza y su modelo de cristiana misionera. El 25 de Marzo de 1801 tienen lugar las primeras consagraciones de las jóvenes congregantes. María Teresa de Lamourous actúa de responsable del grupo y de su formación. A pesar de que ya ha empezado con la fundación de “La Misericordia”, presta toda la colaboración que puede a la primera de las fundaciones de Chaminade. Así se convirtió en primera responsable del grupo femenino de “La Inmaculada”, cargo que conservó hasta 1809.

Teresa y la fundación de las Hijas de María Inmaculada

Por encargo de G. José Chaminade, en 1816 interviene María Teresa en la fundación de las Hijas de María Inmaculada: ocupándose de la organización y la vida de la naciente comunidad marianista. Permanece con la primera comunidad de las Hijas de María Inmaculada más de un mes. Durante la estancia de G. José Chaminade en Agen, el fundador no dejó de comunicarles el verdadero espíritu de su estado. Tenía también que preocuparse de la organización jerárquica del Instituto naciente. Adela de Trenquelléon era la designada de antemano. Maria Teresa de Lamourous, opinó que la virtud de Adela podría dominar las imperfecciones de la naturaleza y haría de ella, con la ayuda de la gracia, una excelente superiora. En consecuencia, Adela de Trenquelléon fue nombrada superiora.

El “espíritu de La Misericordia” se extiende.

En 1818 abre un noviciado y confía los cursos de formación a G. José Chaminade. La obra de La Misericordia adquiere tal fama, que el propio obispo le llama “la maravilla de mi diócesis”.

María Teresa había puesto en marcha un sistema organizativo eficaz; seguía siendo la principal, y en cierto sentido la única figura con autoridad de la comunidad. Al principio, su personal consistía en una o dos colaboradoras y dos de sus propias sobrinas. Llevaban una vida comunitaria con las mujeres, compartían con ellas el trabajo, las comidas, las oraciones y el ocio.

Además, de muchos lugares de Francia empiezan a llegar peticiones para abrir nuevas casas. Pero María Teresa, teniendo en cuenta su salud y su edad se resiste a pensar en “La Misericordia” como una congregación religiosa que se extiende por Francia y el mundo, y ella tampoco se ve como la superiora general de esa orden. Entonces lo que sucede es la aparición de casas con el mismo espíritu de “La Misericordia”, pero sin conexión jurídica ni institucional con la casa de Burdeos, aunque las diferentes “fundadoras” de esas casas van a Burdeos para entrevistarse con María Teresa y pedir consejo para organizar esas “Casas de Misericordia” que se multiplican.

Muerte de María Teresa de Lamourous

En julio de 1836, María Teresa está enferma. El 8 de Agosto, el P. Caillet escribe al P. Chaminade diciéndole que se agrava más y más cada día. La muerte del Arzobispo Cheverus le ha afectado mucho. Ha recaído en una crisis de escrúpulos que le hace tener un miedo terrible a los juicios de Dios. El dolor físico le hace gritar a veces. A duras penas se le puede apaciguar.

El médico ha afirmado que no tiene ya solución y que ha entrado en la fase final. La sobrina de María Teresa que también es religiosa de la Misericordia le dice al P. Caillet que su tía recibiría un gran consuelo si pudiera ver al P. Chaminade, el P. Chaminade vuelve en seguida a Burdeos. Puede todavía acompañar a María Teresa en sus últimos momentos, comunicándole una gran paz. Murió el 14 de Septiembre de 1836. El funeral de María Teresa de Lamourous fue una explosión de amor y de veneración en Burdeos, donde era muy querida por todos. El P. Chaminade meditó mucho que se iba quedando único superviviente de las fundaciones, con la muerte de sus dos entrañables colaboradoras, Adela y María Teresa de Lamourous.

Historia posterior a su muerte

El P. Chaminade presidió la elección de una nueva Superiora de la Misericordia. Resultó elegida la sobrina de María Teresa, Laura de Labordère. Las Constituciones de la Congregación de la Misericordia fueron redactadas por la sucesora de María Teresa de Lamourous, su sobrina Laura de Labordère. Aprobadas el 20-IV-1855 por el cardenal Donet, arzobispo de Burdeos, el 2-VIII-1865 Roma daba un decreto de alabanza a la Misericordia. Desde el 17-II-1872, la Misericordia poseía existencia legal ante el gobierno francés y el Papa León XIII le otorgó la aprobación canónica el 20-VII-1889. La causa de beatificación de María Teresa de Lamourous fue introducida en Roma el 14 de noviembre de 1923, y el “Decreto de heroicidad de virtudes”, por el que fue declarada Venerable, se firmó en Roma el 21 diciembre de 1989. El 1 de mayo de 1971, “La Misericordia” decide unirse con otra congregación, las “Hermanas de María-José. A partir de entonces forman un solo instituto: las “Hermanas de María-José y de la Misericordia” Su espiritualidad la define el nuevo instituto así: “La espiritualidad de la Congregación está centrada especialmente en el misterio redentor de Cristo y su amor misericordioso por el hombre pecador”.

newsletter